+57 335 55 89 +57 319 501 52 02 serviciocliente@mejorandoyrespirando.com
Layane Dias

Aparatos de asistencia, equipos de ayuda a personas con discapacidades

Son herramientas, productos o tipos de equipamiento que le ayudan a hacer sus labores y actividades. Pueden ayudarlo a desplazarse, ver, comunicarse, comer o vestirse. Algunas de ellas son herramientas de alta tecnología, como son las computadoras. Otras son mucho más simples, como un “alcanzador” – herramienta que le ayuda a tomar objetos fuera de su alcance.

Los aparatos de asistencia adecuada ayudan a las personas con discapacidades a superar o compensar, al menos en parte, sus limitaciones. Los equipos de rehabilitación puede ayudar a restablecer las funciones en personas que han desarrollado una discapacidad debido a una enfermedad, una lesión o al envejecimiento. Los aparatos de asistencia y rehabilitación puede permitir a los individuos:

  • Cuidarse a sí mismos y a sus familias
  • Trabajar
  • Aprender en las escuelas y otras instituciones educativas
  • Acceder a información a través de las computadoras y la lectura
  • Disfrutar de la música, los deportes, los viajes y las artes
  • Participar plenamente en la vida comunitaria y social
  • Promueven su independencia

Algunos ejemplos de tecnologías de asistencia son:

  • Las personas con discapacidades físicas que afectan el movimiento pueden usar dispositivos de apoyo para la movilidad como sillas de ruedas, scooters, caminadores, bastones, muletas, prótesis y dispositivos ortopédicos para mejorar la movilidad.
  • Los audífonos pueden mejorar la habilidad para escuchar de las personas con problemas auditivos.
  • La asistencia cognitiva, incluidos los dispositivos de asistencia eléctricos o computarizados, pueden ayudar a las personas a funcionar luego de una lesión cerebral.
  • El software y el hardware de computadoras, como los programas de reconocimiento de voz, los lectores de pantalla y las aplicaciones para agrandar la pantalla, ayudan a las personas con problemas de movilidad y sensoriales a usar las computadoras.
  • En el salón de clase y en otros lugares, los dispositivos de asistencia —como los equipos para pasar la página automáticamente o sostener un libro, o los soportes adaptados que ayudan a agarrar un lápiz— permiten a los estudiantes con discapacidades participar en actividades educativas.
  • Los subtítulos permiten a las personas con problemas auditivos disfrutar películas y programas de televisión.
  • Los obstáculos en los edificios comunitarios, los negocios y los lugares de trabajo se pueden retirar o modificar para mejorar la accesibilidad. Estas modificaciones incluyen rampas, puertas con apertura automática, pasamanos y puertas más anchas.
  • Se han diseñado sillas de ruedas livianas y de alto desempeño para deportes organizados como básquetbol, tenis y carreras.
  • Los interruptores adaptativos permiten a un niño con habilidades motoras limitadas jugar con juguetes y otros elementos.
  • Muchos tipos de dispositivos ayudan a las personas con discapacidades a realizar tareas como cocinar, vestirse y asearse. Hay utensilios de cocina con agarraderas grandes y acolchadas para ayudar a las personas con debilidad o artritis en las manos. Los dispensadores de medicamentos con alarmas pueden ayudar a las personas a recordar tomar sus medicamentos en hora. Las personas que usan sillas de ruedas para movilizarse pueden usar dispositivos extensibles para alcanzar objetos en los estantes.

Algunas discapacidades son bastante evidentes, mientras que otras están “ocultas”. La mayoría de las discapacidades se puede agrupar en cuatro grandes categorías:

  • Discapacidad cognitiva: trastornos y discapacidades intelectuales y del aprendizaje, distractibilidad, trastornos de la lectura, incapacidad para recordar o centrarse en grandes cantidades de información
  • Discapacidad auditiva: sordera o pérdida parcial de audición
  • Discapacidad física: parálisis, dificultad para caminar o hacer otros movimientos, incapacidad para usar el ratón de una computadora, tiempo de respuesta lento, problemas con la motricidad fina o gruesa
  • Discapacidad visual: ceguera, baja visión, daltonismo

Las enfermedades mentales, incluidos los trastornos de ansiedad, del estado de ánimo y alimenticios, y la psicosis, por ejemplo, también son una discapacidad.

Algunas personas tienen enfermedades discapacitantes que podrían considerarse como discapacidades ocultas, por ejemplo, epilepsia, diabetes, enfermedades de células falciformes,  fibrosis quística, cáncer y problemas cardíacos, hepáticos o renales. Las enfermedades pueden ser de corto o de largo plazo, estables o progresivas, constantes o impredecibles y fluctuantes, controladas por medicamentos u otro tratamiento o intratables. Muchas personas con discapacidades ocultas pueden verse beneficiadas por las tecnologías de asistencia para realizar determinadas actividades o en determinados estadios de la enfermedad.

Las personas con lesiones de la médula espinal, traumatismo cerebral, parálisis cerebral, distrofia muscular, espina bífida , osteogénesis imperfecta, esclerosis múltiple, enfermedades desmielinizantes, mielopatía, atrofia muscular progresiva, amputaciones o parálisis con frecuencia se benefician al utilizar tecnologías de rehabilitación complejas. Esto significa que los dispositivos de asistencia que utilizan estas personas se configuran individualmente para ayudar a cada persona con su propia discapacidad específica.

 
 

Con el fin de dar un apoyo a aquellas personas con dificultades de movilidad o movilidad reducida en Mejorando y Respirando contamos con ayudas técnicas ideales para mejorar la calidad de vida de sus seres queridos: alquiler y venta de sillas de ruedas, muletas, caminadores, bastones y mucho mas….

 
Llámenos con mucho gusto lo asesoramos en lo que usted o su familiar necesite….

 

 

 

WhatsApp chat