+57 335 55 89 +57 319 501 52 02 serviciocliente@mejorandoyrespirando.com
Airsense 10 Autoset Resmed

APNEA DEL SUEÑO

La apnea del sueño es un trastorno del sueño común que se caracteriza por constantes interrupciones en la respiración durante todo el ciclo del sueño.

 Estas interrupciones, llamadas apneas, son causadas por el colapso de los tejidos blandos de las vías respiratorias, lo que evita que el oxígeno llegue a los pulmones. Cuando usted tiene una apnea, el aire deja de circular hacia los pulmones por 10 segundos o más, o sea que usted deja de respirar.

La debilidad de los músculos en la vía respiratoria, una lengua grande, la obesidad y otros factores pueden causar que el tejido de la vía respiratoria se contraiga y obstruya la respiración.

 La apnea del sueño perturba el ciclo del sueño y puede afectar drásticamente la energía, el rendimiento mental y la salud a largo plazo. En algunos casos, si no se trata, la apnea del sueño puede ser mortal.

La apnea del sueño afecta a más de 3 hombres de cada 10 y a casi 1 mujer de cada 5, por lo que es más común de lo que se podría pensar.

Tipos de apnea del sueño

Hay tres tipos principales de apnea del sueño:

  • Apnea obstructiva del sueño (AOS)
  • Apnea central del sueño (ACS)
  • Apnea del sueño mixta

Apnea obstructiva del sueño (AOS)

La apnea obstructiva del sueño es el tipo más común de apnea del sueño, ya que representa el 84 % de la totalidad de diagnósticos de apnea del sueño.

En la mayoría de los casos de apnea obstructiva del sueño, el aire deja de circular hacia los pulmones debido a una obstrucción (o bloqueo) en la vía aérea superior, o sea, en la nariz o la garganta.

La vía aérea superior puede obstruirse debido a:

  • la excesiva relajación de los músculos durante el sueño, lo que impide el pasaje de suficiente aire;
  • el peso del cuello que estrecha la vía aérea;
  • amigdalitis u otras razones temporales;
  • motivos estructurales, como la forma de la nariz, el cuello o la mandíbula.

Esta vía aérea estrecha causa una vibración en la garganta, lo que crea el sonido del ronquido.

Apnea central del sueño (ACS)

La apnea central del sueño (ACS) es el tipo de apnea del sueño con menor prevalencia y puede deberse a una insuficiencia cardíaca o a una enfermedad o lesión que involucre el cerebro, como por ejemplo:

  • accidente cerebrovascular
  • tumor cerebral
  • infección cerebral viral
  • enfermedad respiratoria crónica

En algunos casos, la vía aérea en realidad está abierta, pero el aire deja de circular hacia los pulmones porque no se hace ningún esfuerzo para respirar. Esto se debe, básicamente, a que se ha perdido la comunicación entre el cerebro y el cuerpo, por lo que la acción automática de respirar se detiene.

No es habitual que las personas que tienen ACS ronquen, por lo que la afección a veces pasa inadvertida.

Apnea del sueño mixta

Esta es una mezcla de la apnea obstructiva del sueño (donde hay un bloqueo u obstrucción en la vía aérea superior) y la apnea central del sueño (donde no se hace ningún esfuerzo para respirar), y es el tipo de apnea del sueño menos común.

Síntomas y riesgos de la apnea del sueño

Síntomas nocturnos
  • Ronquido fuerte y persistente
  • Dificultad respiratoria
  • Ahogamiento o bocanadas para tomar aire durante el sueño
  • Sueño inquieto
  • Visitas frecuentes al baño
Síntomas diurnos
  • Dolor de cabeza por las mañanas
  • Fatiga diurna excesiva
  • Falta de concentración
  • Depresión o irritabilidad
  • Somnolencia durante actividades rutinarias

 La apnea del sueño también se ha vinculado a otras afecciones, como por ejemplo:

  • Diabetes tipo 2
  • Obesidad
  • Insuficiencia cardíaca
  • Hipertensión (tensión arterial elevada)

Tratar la apnea del sueño puede ayudar a reducir los riesgos asociados y mejorar la salud general. Cuando no se trata, la apnea del sueño también se asocia a síntomas como palpitaciones, mareos, desmayos, dificultad para respirar y molestias torácicas, que pueden reducirse al recibir tratamiento.

Las personas con apnea del sueño pueden sentirse demasiado cansadas para hacer ejercicio, lo que puede empeorar algunas de las enfermedades subyacentes. Las personas obesas que reciben tratamiento para la apnea del sueño aumentan su nivel de energía, lo que puede ayudarlas a ejercitarse y bajar de peso. Además, se ha demostrado que la pérdida de peso mejora la apnea del sueño en algunas personas.

Tratar la apnea del sueño cuando se está recuperando de una enfermedad grave puede reducir la fatiga, por lo que usted tendrá la motivación necesaria para seguir un programa de rehabilitación.

En muchos casos, se ha demostrado que el tratamiento reduce los síntomas de la apnea del sueño, como por ejemplo la somnolencia diurna, el estado de ánimo deprimido, la ansiedad, la pérdida de memoria y concentración, y la menor calidad de vida (sobre todo en las áreas de desempeño laboral y relaciones maritales o familiares).

En Mejorando y Respirando tenemos todo lo que usted o su familiar necesita en ayudas técnicas para la movilidad o terapia respiratoria para el cuidado del paciente en Casa.

Llámenos con mucho gusto lo asesoramos en lo que usted o su familiar necesite….
 
 

 

 

 

 

WhatsApp chat